top of page
  • Muestra de Cine Internacional de Palencia

LOS REYES DEL MUNDO

Laura Mora Ortega



Ficha Artística


Rá CARLOS ANDRÉS CASTAÑEDA

Sere DAVISON FLOREZ

Nano BRAHIAN ACEVEDO

Winny CRISTIAN CAMPAÑA

Culebro CRISTIAN DAVID DUQUE



Ficha Técnica


Dirección: LAURA MORA ORTEGA

Producción: CRISTINA GALLEGO, MIRLANDA TORRES

Guion: MARIA CAMILA ARIAS, LAURA MORA ORTEGA

Fotografía: DAVID GALLEGO

Montaje: SEBASTIAN HERNANDEZ, GUSTAVO VASCO

Música: LEONARDO HEIBLUM, ALEXIS RUIZ


Colombia, 2022. 103’ Color.


Sinopsis:


“Un día todos los hombres se quedaron dormidos… Y los cercos de la tierra, ardieron”. Una historia sobre la desobediencia, la amistad y la dignidad que existe en la resistencia. Rá, Culebro, Sere, Winny y Nano. Cinco chicos de la calle de Medellín. Cinco reyes sin reino, sin ley, sin familia, emprenden un viaje en búsqueda de la tierra prometida. Un cuento subversivo a través de un clan salvaje y entrañable, que transita entre realidad y delirio. Un viaje hacia la nada, donde pasa todo.


Palmarés:

  • 2022: Festival de San Sebastián: Concha de Oro (Mejor película) y Premio Feroz Zinemaldia.


Laura Mora Ortega

Nació en Medellín, Colombia, en 1981. Estudió Dirección y Producción de cine en la RMIT de Melbourne. Ha escrito y dirigido los cortometrajes West (2004), Brotherhood (2007) y Salomé (2011). En 2012 codirigió con Carlos Moreno la serie de televisión Escobar, el patrón del mal y en 2014 rodó la tv-movie para Caracol TV Antes del fuego, que se estrenó en salas comerciales. También ha dirigido capítulos para las series de Netflix Frontera verde (2019) y El robo del siglo (2020). Su primer largometraje, Matar a Jesús, recibió en 2017 una mención especial del Premio Kutxabank-New Directors y cosechó más de 20 galardones en distintos festivales. Los reyes del mundo es su segunda película para el cine.


Comentarios de la directora

Empecé a escribir Los reyes del mundo justo después del rodaje de mi primera película Matar a Jesús, donde había conocido a muchos chicos. Y todos ellos sin excepción hablaban de la necesidad de tener un lugar en el mundo, desde lo físico o desde lo metafísico. Y después del rodaje de Matar a Jesús me fui a hacer un viaje por el bajo Cauca, y ahí empecé a tener como unas imágenes de unos chicos que reclamaban una tierra… Es decir, mis preocupaciones por esa juventud tan desamparada se juntaron con una preocupación muy grande que yo he tenido toda la vida acerca del tema de tierras, que pienso que es como el punto neurálgico del conflicto armado en Colombia.


Es una película que el espectador se demora en digerir. Revuelca, es bella y es triste, quizás como la vida. Y cuesta ordenar esas emociones, esas palabras. Y a mí me interesa el cine que hace eso. A mí no me interesa el cine como moraleja y conclusivo, sino que me interesa un cine que el espectador activamente también tenga que ir a procesar qué le ha pasado viendo esa película y qué reflexiones tiene sobre el mundo que habitamos.


Me interesa la contradicción en general en la condición humana. Espero que la gente encuentre belleza donde normalmente nos han dicho que no hay belleza. Me interesa que encuentren la belleza en ese margen, en esa solidaridad. Me interesa que también habiten la imaginación. Me interesa que entiendan que la imaginación es un territorio que todos tenemos y que es inexpropiable, que de ahí no nos saca nadie y que es un lugar donde podemos ser siempre libres.



Comentarios


bottom of page